‘Viernes negro’ en las bolsas por el coronavirus: el Ibex 35 lidera el desplome en Europa con la mayor caída desde junio de 2020

‘Viernes negro’ en las bolsas por el coronavirus: el Ibex 35 lidera el desplome en Europa con la mayor caída desde junio de 2020

Covid ¿Cómo es la nueva variante hallada en Sudáfrica? Covid Coronavirus hoy, última hora en directo

El coronavirus vuelve a hacer tambalear a los mercados. El aumento de los contagios y la aparición de una nueva variante en Sudáfrica están detrás del desplome generalizado que han sufrido este viernes las grandes bolsas de todo el mundo, desde las asiáticas hasta las europeas, sin perder de vista Wall Street.

Los inversores vuelven a temer las consecuencias económicas de las nuevas mutaciones en el virus encontradas por los científicos en Sudáfrica. Las primeras investigaciones muestran que se trata de una variante más impredecible y resistente a los efectos de las vacunas, los mercados temen nuevas restricciones y sobre todo, temen que esa situación ponga en riesgo la reapertura y la reactivación económica en marcha.

De hecho, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado este viernes que los países del bloque se disponen a estudiar la posibilidad de coordinar la prohibición de vuelos con salida o destino a la región del sur de África como medida de emergencia para evitar la propagación.

De concretarse, estas medidas se sumarían a las restricciones que ya han empezado a implantarse en diferentes países como Austria o Portugal, y todo eso ha devuelto los fantasmas de los peores momentos de la pandemia a las principales bolsas del mundo.

En Europa, el Cac 40 de París ha terminado la jornada con una caída del 4,75%, por delante del Dax de Fráncfort (-4,15%) y del Ftse Mib de Milán (-4,6%), aunque a la cabeza de los desplomes ha vuelto a situarse el Ibex 35.

El selectivo español ha perdido un 4,96%, lo que supone su mayor caída desde el 11 junio de 2020, y se ha alejado definitivamente de los 8.500 puntos (hasta 8.402 enteros) lastrado por el hundimiento del sector turístico y por el descenso general de casi todos sus valores. Al igual que en los peores momentos de los primeros confinamientos, los inversores tienen miedo a que el aumento de los contagios y la incertidumbre suponga nuevas restricciones a los viajes, por lo que de nuevo las aerolíneas y las compañías relacionadas con el turismo están siendo las más castigadas.

El conglomerado aéreo IAG ha borrado todas sus ganancias del año y se ha desplomado un 15,6% hasta situar sus acciones en 1,55 euros. Aena se ha dejado un 8,77%; Amadeus también se han dejado un 7,5%, mientras que la cadena hotelera Meliá ha perdido un 7,7%.

«La aparición de la nueva variante llega justo cuando en algunos países europeos han impuesto nuevos confinamientos, como es el caso de Austria, aunque el disparo de contagios en Alemania ha provocado que el gobierno germano medite imponer restricciones. De esta manera, las previsiones de crecimiento podrían estancarse junto con una inflación que continúa en aumento, una presión añadida para los bancos centrales», explica Diego Morín, analista de IG Markets.

El rojo se ha extendido a casi todos los valores del índice, aunque los retrocesos han sido especialmente llamativos en el sector bancario y en aquellas compañías relacionadas con las materias primas, las infraestructuras y el petróleo.

Santander(-8,9%) ha comandado los descensos de las entidades financieras, seguida de BBVA (-7,3%), Banco Sabadell (-6,1%), Bankinter (-5,3%) y CaixaBank (-5%). Ferrovial, por su parte, ha encajado un descenso del 8,7%, mientras que el de ArcelorMittal ha superado el -7,1%.

Muy significativa ha sido también la caída de Repsol, que ha sufrido durante toda la sesión el descenso en los precios del crudo. Las acciones de la petrolera española se cambian a 9,69 euros, un 7,35% por debajo del precio al que cerraron el jueves, al compás de un descenso del 5,59% en el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, y del -6,53% que soporta el barril de Texas (73,27 dólares).

Todas las miradas durante la sesión han estado puestas en Wall Street, a la espera de que desde EEUU llegasen señales menos alarmantes respecto a los nuevos repuntes, sin embargo, los principales índices neoyorquinos no han aportado calma, sino todo lo contrario.

El índice Dow Jones de Industriales de la Bolsa de Nueva York, que comenzó la sesión con un retroceso del 1,2%, acentuaba su caída hasta el 2,52% para cotizar por debajo de los 35.000 enteros, mientras que el tecnológico Nasdaq cedía un 1,43% y cotizaba en 15.617,86 puntos.

El S&P 500 también perdía un 2,2% al cierre de las plazas en Europa, en una sesión que en EEUU será más reducida tras la festividad de Acción de Gracias de ayer jueves.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más