Verstappen y Hamilton firman tablas en el teatrillo de los entrenamientos libres del GP de Abu Dhabi

Verstappen y Hamilton firman tablas en el teatrillo de los entrenamientos libres del GP de Abu Dhabi

La temporada 2021 se cierra en un GP de Abu Dhabi que se presenta tan apasionante como imprevisible, al menos, a priori. Porque si hay que fiarse de lo visto por los primeros entrenamientos libres, tanto Lewis Hamilton como Max Verstappen parten con serias opciones de ser campeones.

El neerlandés se llevó la primera tanda de libres con más de tres décimas de ventaja sobre un Lewis Hamilton que, como suele ser habitual todos los viernes, no aprieta más de lo estrictamente necesario para comprobar que todos los sistemas de su Mercedes están correctos. Entre los dos contendientes al título se coló Valtteri Bottas, que puede ser uno de los jueces del duelo final por el título si finalmente se cumplen las temibles previsiones que apuntan a que este Mundial se decidirá con un accidente.

En los segundos libres, en cambio, las tornas se fueron a favor de Mercedes. Con menos temperatura y cargas más propicias para buscar una vuelta rápida, Hamilton demostró que el Mercedes AMG F1 W12 está en condiciones de no sólo batir a Verstappen y el Red Bull RB16b, sino de hacerlo muy por delante.

Las seis décimas entre los candidatos al título, en cambio, han levantado muchas suspicacias. Como cada viernes de ensayos, ni unos ni otros mostraron sus cartas reales, si bien parece que tendrá que apretar más el neerlandés que el británico para llevarse la pole de este sábado. En Abu Dhabi es clave: de 12 Grandes Premios disputados aquí, sólo uno se ha ganado fuera de la primera fila de la parrilla.

Una de las pruebas de que estos segundos libres no dan muestra del rendimiento real la deja el hombre que ocupó la segunda posición. Por muy bien que vaya ‘El Plan’, Esteban Ocon no está ni mucho menos entre los candidatos a estar tan arriba en la clasificación de este domingo.

Los condicionantes del circuito de Abu Dhabi son numerosos. Se ha sometido a un pequeño lavado de cara, donde se han sustituido algunas zonas (la chicane previa a la última curva antes de meta, entre otras), se ha reasfaltado completamente el trazado y se han llevado desde Catar los pianos remodelados que tanto dieron de qué hablar, lo que castigará mucho más que en otras ediciones las salidas de pista. 

Esto obligaba a ser razonablemente cauto y los candidatos al título lo fueron… pero no así otros pilotos. De hecho, el día acabó con un fuerte accidente de Kimi Raikkonen, que destrozó su Alfa Romeo en su último viernes como piloto de Fórmula 1, ya que se retirará definitivamente este domingo.

Para los españoles fue un arranque de Gran Premio un tanto dubitativo. No en el caso de Fernando Alonso, que tiene algunos de sus recuerdos más amargos en Abu Dhabi (aquí perdió el Mundial de 2010 frente a Vettel por la pésima gestión estratégica de Ferrari), ya que consiguió un óptimo 6º crono en las dos sesiones celebradas este domingo. El gran objetivo del asturiano es quedar por delante de ambos y confirmar la quinta plaza para Alpine en esta última carrera, si bien Gasly y Tsunoda necesitan prácticamente un milagroso podio para remontarles.

Carlos Sainz, en cambio, sí tuvo más problemas. El balance que ya le dio guerra en Arabia Saudí no acaba de estar a su gusto y no pasó de la 9ª posición, que como Alonso también repitió en las dos tandas, incluidos algunos errores propios que le hicieron visitar el exterior de la pista en más de una ocasión.