El Real Betis llega a Glasgow con las cuentas resueltas de la quinta jornada. Los de Manuel Pellegrini cumplieron ante el colista Ferencváros y con la remontada del Bayer Leverkusen sobre el Celtic zanjaron los billetes del Grupo G. El cuadro español se ahorro una última jornada de tensión aunque también se quedó sin optar a ser primero e ir a octavos directamente.

El Betis será segundo seguro pero en un campo con historia europea querrá enseñar la imagen que pasea también por la Liga española, después de ganar el sábado en el Camp Nou (0-1). Los andaluces son terceros en la competición doméstica y para seguir creciendo toca aprovechar el partido ante el Celtic.