¿Por qué Maradona no jugó la Copa América 1993?

¿Por qué Maradona no jugó la Copa América 1993?

Diego Maradona ha sido uno de los jugadores que se ganó con su magia estar en el olimpo del fútbol mundial. Pese a que su palmarés no es nada exagerado, teniendo en cuenta que es uno de los mejores, si no el mejor, de la historia (solo ganó 10 títulos en su carrera), el Mundial que logró con Argentina en 1986 y la forma de hacerlo pesa mucho.

Con la Albiceleste solo ganó este título, además de un Mundial sub-20, y se quedó a las puertas de repetir Copa del Mundo en 1990, cayendo en la final contra Alemania. Sin embargo, Argentina sí que volvió a escribir su nombre en la historia con la consecución de la Copa América de 1991 y 1993 en las que Maradona no jugó.

El propio Pelusa se condenó a no estar en esta cita por sus primeros problemas con el dopaje, después de un positivo en cocaína en 1991 y fue suspendido por 15 meses. Así, cuando Alfio Basile asume las riendas de la selección, comienza un proceso de cambio para intentar olvidar a Maradona. La operación no pudo salir mejor y Argentina se proclamó campeona de la Copa América en aquel año

Una vez terminó su sanción, Maradona cambió Nápoles por Sevilla, donde siguió su caída en picado con las sustancias, mientras que Argentina seguía ganando, esta vez la Copa Rey Fahd (actual Confederaciones), liderados por dos figuras emergentes como Batistuta y Caniggia. Tras 26 partidos y solo 5 goles, volvió a Argentina para fichar por Newell’s, donde a penas sumó 5 encuentros más. 

Toda esta tendencia y dinámica ganadora de la selección sin el Diego y su preferencia por su vida fuera del césped antes que la de dentro, instó a Basile a no tocar lo que estaba bien. De ese modo, Argentina repetiría su triunfo en la Copa América en 1993 sin un Maradona que no tuvo cabida en esa selección, aunque lo lograsen con más sufrimiento que dos años atrás y con dos tandas de penaltis incluidas.

Deja una respuesta