Manuel Zelaya comenta el triunfo de Xiomara Castro en las presidenciales en Honduras y los retos que tendrá que afrontar el próximo Gobierno

Manuel Zelaya comenta el triunfo de Xiomara Castro en las presidenciales en Honduras y los retos que tendrá que afrontar el próximo Gobierno

En entrevista con RT, el expresidenta consideró que su país «se ha convertido en estos 12 años casi en un cementerio de calamidades».

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, habló en exclusiva con RT sobre el histórico triunfo de su esposa, Xiomara Castro, en las elecciones generales del pasado domingo 28 de noviembre. 

Al momento de analizar la actualidad del país, opinó que esa nación «se ha convertido en estos 12 años casi en un cementerio de calamidades, en tragedias grandes», introdujo. Al respecto, mencionó «los núcleos de población que huyen hacia los EE.UU. en caravanas de migrantes».

Entre los principales conflictos que afronta Honduras, aquel dirigente repasó que «la pobreza ha crecido», y también remarcó que la deuda se habría incrementado en un 600 %.

Con el 55,36 % de las actas escrutadas, Castro mantiene una ventaja de más de 18 puntos porcentuales sobre el oficialista Nasry Asfura, quien ya reconoció la virtual victoria de la candidata del partido Libertad y Refundación (LIBRE).

En espera de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Honduras terminé el conteo de votos y realice la declaratoria de elecciones —a más tardar el 28 de diciembre—, el virtual triunfo de Castro pone fin al gobierno del derechista Partido Nacional, que desde el 2010 se mantuvo en el poder tras el golpe de Estado contra Zelaya en 2009.

En sus primeras declaraciones la noche del domingo, Castro hizo referencia al golpe de Estado contra su esposo, al afirmar que el pueblo hizo justicia después de doce años. 

«Hoy el pueblo ha hecho justicia, revertimos el autoritarismo y el continuismo y vamos a formar un Gobierno de reconciliación, de paz y de justicia», dijo Castro en un mítin en Tegucigalpa. 

Golpe contra Zelaya

El 28 de junio de 2009, las fuerzas de seguridad irrumpieron en la casa de Zelaya, lo privaron de su libertad y lo trasladaron a Costa Rica en un avión militar. Un año después, el mandatario depuesto acusó al Gobierno del presidente estadounidense Barack Obama de promover «directamente» el golpe en su contra. 

Zalaya pasó cerca de 17 meses en el exilio, hasta su regreso a Honduras, en mayo de 2011.

Más información, en breve.