Muchos no han recibido de buen grado la escena protagonizada por Lenglet y Lewandowski tras la derrota del FC Barcelona a manos del Bayern de Múnich y la consiguiente eliminación de los catalanes de la Champions League. Los dos jugadores compartieron unos instantes abrazados y riendo sobre el mismo césped en el que el Barça no había podido certificar su clasificación para octavos de final y se había visto abocado a la Europa League.

Con el 3-0 aún en el marcador del estadio del Bayern, Lenglet y Lewandowski, que fue sustituido en los minutos finales del partido charlaban ajenos a un resultado que confirmaba la debacle blaugrana y su eliminación de la Champions. Mientras que los jugadores del Barça se dirigían a los vestuarios cabizbajos, Lenglet era captado por las cámaras de televisión y los fotógrafos completamente ajeno a la decepción que acababa de vivir su equipo.

Lenglet disputó todo el partido, por lo que estaba en el césped en el momento del pitido final y fue a reencontrarse con su amigo antes de poner rumbo al vestuario. Una imagen que recuerda a la protagonizada por Hazard el pasado mes de mayo, cuando las cámaras le captaron riéndose con su excompañeros del Chelsea tras caer eliminado el Real Madrid en las semifinales de la Champions League 2020-21.