La corporación estatal rusa Rostec crea una memoria flash autodestructiva con un detonador eléctrico interno

La corporación estatal rusa Rostec crea una memoria flash autodestructiva con un detonador eléctrico interno

Los desarrolladores afirman que, a diferencia de sus análogos, la explosión no viola la integridad de la carcasa.

La filial de la corporación estatal rusa Rostec, Technodinámika, ha desarrollado una memoria flash autodestructiva que elimina la información con tan solo presionar un botón incluido en uno de los extremos. En este nuevo dispositivo, tanto el chip de memoria, los elementos de energía y de control están unidos en una carcasa. La fuente de alimentación incorporada activa el detonador eléctrico que quema la placa de circuito.

La integridad de la carcasa no se rompe, lo que garantiza la seguridad del usuario.

«Hemos creado un nuevo dispositivo que es capaz de proteger seguramente la información contra el acceso no autorizado: las pruebas han confirmado que es imposible recuperar datos después de la explosión. En el futuro, será necesario realizar pruebas de seguridad del dispositivo durante el almacenamiento de largo plazo, pruebas de resistencia a factores mecánicos y climáticos, así como desarrollar varias opciones de diseño de la carcasa», explicó Igor Nasenkov, director general de Technodinamika.

Según el fabricante, la cantidad de memoria y la apariencia pueden variar dependiendo de las preferencias del cliente. Se espera que los primeros compradores sean agencias gubernamentales y empresas que trabajen con información confidencial.