Higuaín, desencantado y sin pelos en la lengua: «El fútbol es una selva y cada uno tiene que cuidarse su culo»

Higuaín, desencantado y sin pelos en la lengua: «El fútbol es una selva y cada uno tiene que cuidarse su culo»

En una entrevista para el programa F90 de ESPN, Gonzalo Higuaín se sinceró al completo sobre sus sentimientos en relación con el fútbol actual y la situación personal que le ha hecho anunciar su retirada al final de la presente temporada. Surgido en las categorías inferiores de River Plate y con una trayectoria remarcable en Europa, vistiendo el uniforme de grandes del viejo continente como Real Madrid, Juventus, Milan y Chelsea, Higuaín está más que desencantado con el deporte que le ha convertido en lo que es.

Ya en septiembre de 2020, Higuaín empezó a plantearse colgar las botas y lo dejó en el aire en una entrevista con The Sun. «El retiro se está aproximando y tengo en la cabeza otros proyectos», comentó. «El fútbol es una selva y cada uno tiene que cuidarse su culo. Mi cabeza está proyectada acá en Miami y no hay ninguna posibilidad de volver a meterme en esa burbuja de la presión, de no poder salir a la calle. Estoy tranquilo conmigo mismo y estoy dando todo para que mi familia esté feliz».

Sobre los motivos de Higuaín para estar desencantado con el balompié, el argentino no se anduvo con rodeos. «El fútbol lo amo, lo amé y lo amaré siempre, pero últimamente me está gustando menos verlo porque hoy la tecnología, los espacios reducidos y el jugar a dos toques, quitó la gambeta, el tener 1 contra 1 y se está perdiendo todo ese talento«, comentó.

Muy cómodo en su destino futbolístico desde 2020, cuando firmó por el Inter de Miami, Higuaín ha cambiado sus prioridades. «Disfruto muchísimo la vida diaria con mi familia que antes no lo podía hacer. La campaña que hicimos acá, si la hacía en otro país la crítica era muy fuerte. Estoy muy feliz con mi familia, con mi hija, mi mujer, a nivel deportivo. Fue un año muy duro por lo de mi mamá, la pandemia, y tener a mi hija y abrazarla después de un gol no tiene precio. Los campeonatos son lindos, pero esos recuerdos son imborrables«, reflexionó el albiceleste. «Lamentablemente el fútbol vive del resultado y no del recorrido. A mi se me ha marcado por el resultado final y no por el recorrido. Soy el segundo jugador activo con más goles en Mundiales después de Messi. Yo no trato de gustarle a nadie».

Además, el jugador quiso dejar claro que tiene su conciencia muy tranquila por lo que ha hecho en el mundo del fútbol y aprovecha para mandar un recado a aquellos que le han menospreciado. «La gente está confundida, a mi nadie me regaló nada. Y tengo lo que tengo porque me vengo rompiendo el traste desde que tengo 19 años. Nunca pedí más de lo que creí que merecía. Siempre tuve que superar obstáculos y meter goles y goles. Los cumpleaños que pasé sin mis amigos, lo que le pasó a mi mamá y no estuve, que ella no pueda disfrutar esto es algo que me persigue día a día. Hay que disfrutar la vida y que te dejen disfrutar. El ejemplo lo tienen que dar los que matan, los que roban, los que abandonan a sus hijos, no los jugadores de fútbol».