Hamilton, retratado: la imagen que demuestra que pudo evitar el accidente con Verstappen… y no quiso hacerlo

Hamilton, retratado: la imagen que demuestra que pudo evitar el accidente con Verstappen… y no quiso hacerlo

Pase lo que pase en la última carrera del año 2021, lo ocurrido en el GP de Arabia Saudí entre Lewis Hamilton y Max Verstappen en la vuelta 37 va a hacer correr ríos de tinta durante meses y quizá años.

La FIA, y en concreto Michael Masi, tomó una decisión que no ha dejado contento a nadie, especialmente porque en su argumentación para castigar al neerlandés se contradicen. Hamilton mantuvo la victoria, Verstappen el 2º puesto y todo queda para el final de temporada empatado: el que acabe por delante en Abu Dhabi será campeón. Pero la sensación de que se ha ensuciado el final del año es patente.

Las explicaciones de la FIA son lo suficientemente ambiguas como para que se contradigan: admiten que Hamilton podía haber evitado el accidente pero no quiso hacerlo. «Para decidir penalizar al conductor del coche 33 (Verstappen), el punto clave para los comisarios fue que frenó repentinamente (69 bar) y significativamente, lo que resultó en una desaceleración de 2.4g. Aceptamos que el piloto del coche 44 (Hamilton) podría haber adelantado al coche 33 cuando este disminuyó la velocidad por primera vez, entendemos por qué él (y el piloto del coche 33) no deseaban ser el primero en cruzar el DRS», explican. 

El problema es que, pese a que Hamilton no adelantó porque no quiso en ese punto, Verstappen le dejó hueco, levantó y frenó… demasiado. Según muchos de los defensores del castigo al neerlandés, ese toque al pedal del freno fue suficiente como para no dejar espacio al británico, que se quedó sin margen para esquivarle. 

Falso: según se ve en la imagen cenital del incidente, no es así.

De todas las imágenes, repeticiones y vídeos que han salido a la luz desde que acabó la primera carrera en la historia en Jeddah Corniche, hay uno que es muy elocuente: el plano cenital. En el vídeo se ve claramente que tanto Verstappen como Hamilton (no sólo el de Red Bull) aminoran la marcha notablemente para no pasar primeros por la línea de detección del DRS. 

Además, y aunque el neerlandés no se aparta de la trazada, deja espacio más que suficiente para que Hamilton le adelante por la izquierda: Verstappen sí tiene intención de devolver la posición como le ordenaron para evitar los 5 segundos de castigo, pero el británico no quiere hacerlo ahí. El vídeo no puede ser más elocuente.

Otra prueba que retrata que Hamilton forzó el incidente (o, al menos, no hizo nada para evitarlo) es lo ocurrido cinco vueltas después. Pese al toque que le dejó afectado el alerón delantero, el heptacampeón marcó la vuelta rápida y sí decidió rebasar a Verstappen en la vuelta 42

El neerlandés confirmó inmediatamente después el motivo por el que ambos aflojaron en el incidente e la 37: a final de recta, gracias al DRS, recuperó la primera plaza. Algo que, le pese a quien le pese, es absolutamente legal. Quizá el problema de base es que la normativa no está bien hecha.