Evergrande dispara de nuevo las alarmas ante el impago de su deuda con los bonistas

Evergrande dispara de nuevo las alarmas ante el impago de su deuda con los bonistas

La agencia Fitch ha sido la primera en calificar lo que los mercados llevan días intuyendo, y es que Evergrande, una de las mayores promotoras inmobiliarias de China y la más endeudada del mundo, no ha cumplido con las obligaciones de pago que tenía comprometidas para el pasado lunes y su situación vuelve a ser crítica.

La compañía, que ha retrasado varios pagos de bonos en los últimos meses y no pagó unos intereses en septiembre, tenía que pagar 82,5 millones de dólares en cupones que vencían el lunes. Según la agencia calificadora, el pago no se ha producido y su situación es de «default«, tal y como recoge la agencia France Press.

Las acciones del gigante inmobiliario llevan días sufriendo las dudas de los inversores hasta el punto de que el pasado miércoles marcaron un nuevo mínimo histórico. Sólo las promesas de reestructuración controlada y ordenada por parte del Gobierno chino habían contenido algo los temores en las últimas semanas.

El incumplimiento por parte de Evergrande del pago de 82,5 millones de dólares en concepto de intereses de algunos bonos en dólares estadounidenses desencadenaría un impago cruzado de sus aproximadamente 19.000 millones de dólares en bonos internacionales, con posibles ramificaciones en la economía china y en otros ámbitos, según Reuters.

La situación preocupa no sólo por el futuro de la empresa en sí, sino por el posible contagio al sector inmobiliario del país y sus efectos en los mercados. De hecho, su situación no es única en el gigante asiático. Otra de las promotoras del país, aunque de menor tamaño, Kaisa Group, quedó suspendida de cotización el pasado miércoles después de que una fuente familiarizada con dijera que era poco probable que cumpla el plazo de su deuda extranjera de 400 millones de dólares el martes.

Kaisa, el mayor tenedor de deuda extranjera de China entre promotoras después de Evergrande, no había reembolsado el bono del 6,5% al final de la jornada laboral asiática, dijo la fuente, lo que podría provocar un incumplimiento técnico de los bonos, desencadenando impagos cruzados en sus bonos extranjeros por un total de casi 12.000 millones de dólares.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más