El gran reto de Vinícius: el Balón de Oro de 2022

El gran reto de Vinícius: el Balón de Oro de 2022

Viendo la temporada que está haciendo Vinícius Jr en el Real Madrid, podría costar entender que el brasileño no estuviera ni siquiera entre los 30 candidatos al Balón de Oro, pero lo cierto es que en un galardón que premia principalmente el rendimiento de la campaña anterior, la decisión no se puede catalogar como injusta. Eso sí, su ausencia es una motivación más para el desafío que se le presenta ahora: luchar para llevarse el galardón en 2022. Si fuera por los méritos acumulados durante esta campaña, sería sin duda uno de los grandes favoritos.

A Vinícius ya no le hace falta brillar para decidir partidos. Ante el Sevilla, en la que posiblemente estaba siendo su actuación más gris de la temporada, maniatado por el entramado defensivo que le había preparado Julen Lopetegui –sí, el hombre que no confió en él cuando llegó al Real Madrid y que le hizo jugar en el filial–, se sacó un zarpazo desde fuera del área tras una jugada individual que se coló por la escuadra para dar los tres puntos al equipo blanco.

El nivel de confianza del brasileño es extraordinario. Su fe, infinita. Sacó un gol de donde no había nada, calcando además un tanto que ya había hecho Cristiano Ronaldo hace siete años ante Osasuna. No es la primera vez que hace un gol muy similar a otro del portugués, también sucedió en el que le hizo al Shakhtar marchándose de varios rivales en el área, que fue clavado a otro del mítico ‘7’ al Schalke.

La afición madridista estaba huérfano de referentes en ataque desde la marcha de Ronaldo, pues Karim Benzema es otra cosa distinta. Kylian Mbappé era el llamado a coger el relevo, pero las constantes negativas del PSG han retrasado una llegada que parece inevitable y, mientras tanto, Vinícius se ha convertido en el ídolo del madridismo, que ha pasado de estar dividido sobre su figura a rendirse a ella de manera incondicional.

«Estoy muy bien, como todo el equipo. Hacemos todo lo posible para ganar y hacer buenos partidos. Estoy haciendo todo lo posible para estar en mi mejor versión», dijo el jugador brasileño este lunes. «Estoy muy contento por este premio, que he logrado más de una vez esta temporada», declaró tras recibir el trofeo al mejor jugador del partido ante el Sevilla. Sin embargo, el brasileño es ambicioso y el galardón que quiere es otro.

El relevo generacional en el fútbol no termina de producirse y ahí es donde Vinícius, a sus 21 años, quiere irrumpir. Erling Haaland y, sobre todo, Kylian Mbappé son jóvenes ya totalmente contrastados, pero un repaso a la lista del Balón de Oro 2021 deja claro que los veteranos todavía mandan. Leo Messi (34 años) mantiene su trono, Robert Lewandowski (33) acabó segundo y Karim Benzema (33), cuarto. Solo Jorginho (tercero) y Mohamed Salah (séptimo) no alcanza la treintena entre los ocho primeros… pues ambos tiene 29 años. Cristiano Ronaldo, sexto, tiene ya 36 años.

La duda ahora es saber cuál es el techo de Vinícius, viendo lo que ha mejorado. Hace apenas unos meses era impensable que pudiera sacarse un derechazo desde la frontal que se colara por la escuadra para decidir un partido ante un rival como el Sevilla, pero su tremenda ética de trabajo, unido a una fortaleza mental impresionante que le hizo no venirse abajo cuando las críticas arreciaban, han hecho posible la explosión del brasileño. Su capacidad de desborde es incuestionable, siempre la ha tenido. Si a eso une unos registros goleadores como los que lleva esta temporada (9 goles en 15 partidos de Liga, 11 en 20 en total, a lo que hay que sumar ocho asistencias) o incluso mejores, estamos ante un jugador que puede marcar una época en el Real Madrid y en el fútbol mundial. Ahora suena utópico que en la lista de 2022 no esté entre los 30 mejores del mundo y hasta parece uno de los grandes candidatos a llevarse el Balón de Oro dentro de un año. Será, por supuesto, con permiso de Leo Messi… y dependiendo de lo que suceda en ese extraño Mundial que se celebrará en Catar en los meses de noviembre y diciembre.