El director ejecutivo de Pfizer reconoce que la farmacéutica podría haber hecho más para ayudar a los países pobres con las vacunas anticovid

El director ejecutivo de Pfizer reconoce que la farmacéutica podría haber hecho más para ayudar a los países pobres con las vacunas anticovid

Albert Bourla reveló que algunos países africanos no cuentan con la infraestructura necesaria para gestionar gran cantidad de medicamentos.

El director ejecutivo de la farmacéutica estadounidense Pfizer, Albert Bourla, ha reconocido que la compañía podría haber hecho más para ayudar a mejorar las bajas tasas de vacunación contra el covid-19 en los países de bajos ingresos.

Tras incrementar la producción de los fármacos, Pfizer envió más dosis de las vacunas anticovid a las naciones pobres, dijo Bourla este martes en un evento empresarial organizado por The Wall Street Journal. Sin embargo, algunos países de África han pedido retrasar los envíos, debido a que tienen problemas en su administración o porque carecen de la infraestructura necesaria para grandes cantidades de fármacos a la vez, agregó.

Según Bourla, la farmacéutica que él dirige debería haber anticipado esos obstáculos y trabajado con gobiernos y organizaciones sin fines de lucro para ayudar a resolver los problemas de logística e infraestructura. «Deberíamos haberlo hecho mejor«, comentó. Además, señaló que Pfizer opera un programa para suministrar las vacunas contra el covid en zonas remotas mediante drones.

Críticas contra las farmacéuticas

Los fabricantes de vacunas, incluido Pfizer, han sido blanco de críticas por supuestamente priorizar la entrega de una mayor cantidad de medicamentos a las naciones más ricas. Pero Bourla dijo estar orgulloso de los esfuerzos realizados por su compañía para garantizar que todos los países tengan acceso a los fármacos, fijando el precio acorde a los ingresos de cada país.

Aunque más de la mitad de la población mundial ya ha recibido al menos una dosis de una vacuna contra el covid-19, en las naciones pobres solo el 6,3 % de sus habitantes han sido inoculados con una dosis, según el proyecto Our World in Data de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Pfizer, junto con otras farmacéuticas importantes y algunos países occidentales, se ha opuesto a una solicitud presentada ante la Organización Mundial del Comercio para una exención temporal de los derechos intelectuales de las vacunas anticovid, lo que impide una mayor administración de esos fármacos en los países pobres.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!