Detienen en Argentina al hijo del exalcalde de Quito Jorge Yunda

Detienen en Argentina al hijo del exalcalde de Quito Jorge Yunda

El joven y otras siete personas fueron imputados por asociación ilícita, dentro de la causa que investiga la presunta corrupción dentro del Municipio de Quito.

El Ministerio de Gobierno de Ecuador informó que fue capturado en Buenos Aires (Argentina) Sebastián Yunda, hijo del exalcalde de Quito Jorge Yunda, quien está siendo procesado dentro de un caso por «asociación ilícita».

De acuerdo con la institución, la detención se realizó mediante cooperación entre las policías de Ecuador y Argentina, en respuesta a la notificación roja que había emitido la Interpol contra Yunda desde noviembre pasado.

«El proceso de traslado ha iniciado, razón por la cual se prevé que llegue al país dentro de algunas semanas«, dice el comunicado del Ministerio de Gobierno.

Yunda y otras siete personas fueron imputados por asociación ilícita, dentro de la causa que investiga la presunta corrupción dentro del Municipio de Quito.

Según información de la Fiscalía General del Estado (FGE), «el caso se encuentra relacionado con los chats encontrados en el teléfono de Sebastián Y., luego de los allanamientos ejecutados por la investigación en torno al caso de la adquisición de 100.000 pruebas PCR del Municipio de Quito».

En septiembre, de acuerdo con la FGE, se le impuso al hijo del exalcalde medidas cautelares que incluían la presentación periódica ante los tribunales, prohibición de salida del país y la colocación del dispositivo de vigilancia electrónica.

No obstante, debido a su incumplimiento, en octubre le fue dictada prisión preventiva y se solicitó su búsqueda y captura internacional a la Interpol.

«Conmigo lo que quiera»

Después de conocer la detención, el exalcalde Jorge Yunda se pronunció a través de Twitter: «Mi hijo amado no se ha robado ni un solo centavo», dijo.

«Los odios y la miseria humana de una clase política que está destituyendo el país nos persiguen, conmigo lo que quiera, no con la familia, miserables», añadió.