Ciudad de México pone en la ‘congeladora’ un decreto que prohibía las corridas de toros (y así queda la tauromaquia en la región)

Ciudad de México pone en la ‘congeladora’ un decreto que prohibía las corridas de toros (y así queda la tauromaquia en la región)

La Comisión de Bienestar Animal del Congreso local aprobó un dictamen que impedía la celebración de actividades taurinas. Se esperaba que pasara al Pleno para su discusión, pero fue congelado.

La Ciudad de México estaba un paso de avanzar en la prohibición de las corridas de toros, después de que el pasado martes la Comisión de Bienestar Animal del Congreso local aprobara por unanimidad un dictamen para impedir la tauromaquia en la capital. Pero el proyecto no será discutido en breve.

La propuesta de decreto, que fue aprobada por la Comisión de Bienestar Animal con cinco votos a favor y ninguno en contra, contenía diversas modificaciones a la Ley de Protección Animal de la Ciudad de México. El cambio más importante fue el realizado al artículo 25, para establecer la prohibición de «celebrar y/o ejecutar espectáculos públicos, en los cuales se maltrate, torture o prive de la vida a toros, novillos y becerros».

Asimismo, el dictamen fijaba una multa de 55.0000 Unidades de Medida y Actualización (UMA), equivalente a 4,9 millones de pesos (unos 234.719 dólares), a quien vulnerara la prohibición.

Aunque se esperaba que el proyecto se llevase al pleno del Congreso para su discusión, el presidente de la Comisión de Bienestar Animal, el diputado Jesús Sesma, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), declaró que el dictamen no se subiría a debate hasta concluir diversas reuniones con el gremio taurino. 

Así, la iniciativa para prohibir las corridas de toros en la capital mexicana quedó congelada durante al menos 45 días, período en el que se realizarán consultas entre autoridades, el sector privado y organizaciones, previo a votar el proyecto en el pleno del Congreso. 

Latinoamérica

De los ocho países que permiten la tauromaquia, cinco naciones están en Latinoamérica: México, Venezuela, Ecuador, Colombia y Perú. No obstante, en buena parte de estos territorios, hay legislación diferenciada según los estados, cantones o provincias. 

Además de Ciudad de México, hay dos capitales latinoamericanas que avalan la realización de las corridas de toros. 

En Bogotá, la tauromaquia no está prohibida, aunque ya no está permitido lastimar a los toros en el ruedo. El 9 de junio de 2020, el Consejo de la capital aprobó una iniciativa que prohibió el uso de objetos cortopunzantes y matar a los animales. Además, limitaron la realización de las corridas e impusieron la totalidad de los gastos asumidos al sector privado, como una medida para desincentivar esta práctica. 

La capital de Perú, Lima, reanudará las populares corridas de toros, después de suspenderlas en 2020, no por la presión de las organizaciones animalistas, sino por la pandemia del covid-19. En este período, la Plaza de Toros de Acho, con capacidad para 14.000 espectadores, se utilizó como un refugio para las personas en situación de calle que no tenían un hogar para cumplir las medidas de confinamiento. 

El próximo domingo 12 de diciembre, la Plaza de Toros de La Esperanza, ubicada en el distrito limeño de Lurín, abrirá sus puertas para 2.900 espectadores en el inicio de una nueva temporada de corridas de toros.

Prohibiciones taurinas

En Quito, las corridas de toros fueron prohibidas en mayo de 2011, en el marco de la consulta popular que impulsó el expresidente Rafael Correa (2007-2017). En el referéndum, los ecuatorianos respondieron 10 preguntas, incluyendo una que interpelaba a la ciudadanía sobre si estaría de acuerdo en prohibir, en el cantón de su domicilio, «los espectáculos que tengan como finalidad dar muerte al animal«. En el Distrito Metropolitano de Quito, el «sí» ganó por mayoría.

Mientras las organizaciones taurinas presentaron una controversia ante la Corte Constitucional de Ecuador sobre la prohibición de las corridas de toros en la capital, el 9 de enero de 2021, la alcaldía de Quito publicó el ordenamiento No.19-2020, que en el artículo 46 decreta la prohibición de «todo tipo de espectáculos públicos o privados que impliquen sufrimiento, maltrato, muerte o cualquier tipo de atentado al bienestar animal o cualquier otro tipo de espectáculos que involucre combates entre animales o entre animales y personas». 

En Buenos Aires, como en el resto del territorio argentino, la tauromaquia fue prohibida desde 1899. 

Entretanto, en Venezuela no están prohibidas las corridas de toros a nivel nacional. Sin embargo, Caracas dio un rechazo a la tauromaquia con la entrada en vigor de la Ordenanza Metropilitana de Gestión Ambiental, el 25 de julio de 2017. 

José Beltrán Contreras

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!