Carlos Sainz ‘jubila’ el coche que le regalaron sus padres con 18 años por un espectacular Ferrari exclusivo

Carlos Sainz ‘jubila’ el coche que le regalaron sus padres con 18 años por un espectacular Ferrari exclusivo

Aunque Carlos Sainz lleva un Ferrari entre las manos en cada Gran Premio de Fórmula 1, en su día a día hasta el momento no tenía en propiedad uno de los bólidos de Maranello. Le prestaban uno para conducir en su día a día, pero no era más que el coche de empresa.

Aunque ha tenido varios superdeportivos en sus manos, el único coche propio de Sainz ha sido un viejo Volkswagen Golf que le regalaron sus padres cuando cumplió 18 años. No es casual la elección: su padre, el legendario Carlos Sainz Cenamor, trabajó con la marca alemana y de hecho su primer Dakar lo ganó al volante de un prototipo salido de su fábrica.

Con la mudanza de Sainz a Maranello, donde vive para estar más cerca de la sede de la Scuderia, ha decidido dar un paso más: jubilar su viejo Golf. A cambio se ha hecho con un exclusivo Ferrari que ha personalizado ‘in situ’. Ha sido el propio piloto el que ha mostrado la atención al cliente que ofrecen en la Via Abetone de la localidad anexa a Módena, donde Ferrari tiene su hogar.

En las oficinas de los GT, Sainz elige la personalización absoluta, que va desde el tipo de cuero que llevarán los asientos, hasta incluir su dorsal, el ’55’, en el coche. Mientras se lo personalizaban, él se acercó a la pista de Fiorano (donde Ferrari hace sus pruebas de todos sus coches, incluidos los Fórmula 1), para probar un clásico antes de ir a un lugar con mucha historia también: el restaurante Cavallino, que está justo enfrente de la sede de Ferrari, donde comen todos los trabajadores.