Banco Santander tendrá que indemnizar con 68 millones a Orcel por su fichaje frustrado como consejero delegado

Banco Santander tendrá que indemnizar con 68 millones a Orcel por su fichaje frustrado como consejero delegado

El Banco Santander tendrá que indemnizar con 68 millones de euros al banquero italiano Andrea Orcel por su fichaje en falso como consejero delegado a finales de 2018.

El juez estima la demanda interpuesta por Orcel tras conocer que el banco renunciaba a su contratación apenas cuatro meses después de anunciar su nombramiento ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La sentencia supone la derrota de la presidenta del grupo financiero y entonces amiga cercana de Orcel, Ana Botín, que había defendido durante el juicio que nunca se llegó a firmar un contrato formal y que el financiero había incumplido parte de los compromisos acordados con la entidad.

Orcel, hoy consejero delegado del banco italiano Unicredit, trabajaba en UBS cuando fue reclutado por Botín en septiembre de 2018 como ‘número 2’ del mayor banco español. El grupo culminaba así una reestructuración de su cúpula y dejaba en manos del banquero italiano, de reputado prestigio internacional entre los inversores, la consolidación del grupo como uno de los mayores bancos europeos.

Cuatro meses más tarde, el mismo banco anunciaba a la CNMV que suspendía su fichaje antes de que este llegara a ser ratificado por la junta de accionistas del grupo. La entidad vinculó su decisión con el altísimo coste que supondría para el banco la llegada de Orcel, ya que se había comprometido a pagar parte de la indemnización que no cobraría por dejar su empleo en UBS. La propia Botín explicó entonces que en el momento de anunciar el fichaje no podía estimarse el coste real del fichaje, «inaceptable» en todo caso para un banco comercial.

Las partes se dieron unos meses para intentar llegar a un acuerdo de indemnización que en la práctica era casi imposible, ya que el propio Orcel reclamaba a la justicia que ejecutara el fichaje y fuera nombrado consejero delegado.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más